Politica

Un expiloto de motos crea una organización para “liberar” Cataluña “por los medios más pacíficos posibles”

0

Carta entregada en la sede de la ONU por la Organitzacio d’alliberament de Catalunya.

Jordi Fornas i Prat es un expiloto de motocicletas de Trial y clásicas, un apasionado de la velocidad que después se metió a político. Con cierto éxito: llegó a ser alcalde de Gallifa (Barcelona) representando a Solidaridad Catalana, el partido que crearon Joan Laporta y Alfons López Tena, el creador del “España nos roba” y ahora bestia negra del procés. Desde su puesto como alcalde trató de ser el primero en declararse “insumiso fiscal” con el Estado. Acabó perdiendo el puesto tras una moción de censura presentada por Convergència.

Ahora, Fornas trata de vivir nuevos días de gloria. El 3 de julio viajó hasta Nueva York para entregar en la sede de las Naciones Unidas el acta fundacional de su nuevo instrumento: la Organització per l’alliberament de Catalunya, fundada junto a otras 13 personas para reclamar ante el máximo organismo internacional que Cataluña es “una nación ocupada militarmente desde hace más de tres siglos por potencias extranjeras, repetidamente castigada, y reprimida con extrema violencia cuando ha querido recuperar sus derechos nacionales y liberarse del ocupante”.

La anecdótica OAC se presenta en una página web en la que, con pompa, afirma haberse “presentado ante la ONU”, lo que no es más que un eufemismo para decir que han entregado al organismo una carta informando de su existencia. Como prueba, muestran el documento entregado con el sello puesto por la seguridad del edificio.

“Cataluña se encuentra actualmente dentro de un sistema autonómico de régimen común, concedido por el Estado español, que es quien controla la mayor parte de los territorios catalanes, los tutela e impone sus criterios y autoridad a su conveniencia e interés”, denuncia esta nueva organización en su documento de presentación.

‘Genocidio de su cultura e identidad’

La recién nacida OAC también acusa a España de “mantener tropas y policía” en Cataluña y de “imponer su lengua en detrimento de la propia de Cataluña, el catalán, con la evidente voluntad de sustituirla y así completar la asimilación del pueblo catalán y el genocidio de su cultura y su identidad”.

El texto continúa con un ataque a Carles Puigdemont y el resto de líderes de ERC y Junts per Catalunya, a quienes la organización señala como “representantes autonómicos de los territorios colonizados” y acusa de “ignorar la voluntad popular, haciendo un simulacro de declaración de independencia para engañar al pueblo y abandonar sus funciones”. “Se limitan a reclamar diálogo y democracia, sin cuestionar la ocupación y el colonialismo”, lamenta el texto.

‘Por los medios más pacíficos posibles’

Ante tan grave panorama, la organización asegura que se contravienen todos los principios establecidos en la carta de Derechos Humanos de la ONU. Y establece su objetivo: “Conseguir la liberación de las tierras que formaban el Estado Catalán, ocupado militarmente por las tropas borbónicas francoespañolas tras la denominada Guerra de Sucesión, finalizada con el Tratado de Utrecht de 1713”.

Eso sí, la particular organización hace un apunte inquietante: pretenden conseguirlo “siguiendo la legalidad establecida por la ONU y por los medios más pacíficos posibles”.

En su web, no obstante, la OAC admite que nada de esto será posible sin un apoyo masivo, que actualmente la organización, formada por 13 personas, no tiene. Piden adhesiones a través de un correo asociado a un dominio establecido en Suiza. Adhesiones complejas: exigen a sus futuros socios que usen cuentas creadas ad hoc en ese mismo dominio “por seguridad”, y piden que les informen de sus nombres y apellidos, ciudades de residencia, teléfono y “profesión, oficio y especialidad”.

Además del expiloto Jordi Fornas, figuran como responsables Silvia Orriols (portavoz), Oleguer Brustenga (tesorero), Cristian Molina (secretario de Organización), Josep Roselló (secretario de Defensa), Lluís Mandado (secretario de Asuntos Exteriores) y Daniela Grau (secretaria de Asuntos de la Zona Norte).

Finaliza con “buenas sensaciones” la reunión entre PP, Cs y Vox para desbloquear Murcia

Previous article

Los trucos del CIS de Tezanos para encarrilar la estrategia de Sánchez en la investidura

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Politica