Opinión

La violencia que no cesa

0

Es imposible asumir el asesinato de una mujer a manos de su pareja o expareja como un goteo diario. Minutos de silencio, concentraciones locales, muestras de dolor, banderas a media asta. Nada devolverá la vida a las víctimas (en algunos casos también niños). La demora en la reforma del Código Penal, la deficiencia del sistema de la ley de alejamiento y la falta de presupuesto para llevarlo a cabo con rigor se están cobrando la vida de muchas mujeres. ¿Hay algún Gobierno por ahí, aunque sea en funciones, consciente del problema?

Rosa Mª Moreno Martínez

Granada

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Acordar para avanzar

Previous article

‘La casa de papel’ logra más de 34 millones de espectadores y refuerza la estrategia internacional de Netflix

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Opinión