TV/Televisión

La caída de los informativos de Cuatro: la frustración de un grupo de profesionales

0

El cierre de los programas de noticias de la cadena se extenderá también a los del fin de semana

El 28 de diciembre de 2010 cerró de forma definitiva el canal informativo CNN +. Dos días después, el lugar de la cadena informativa fue ocupado por un canal de 24 horas de Gran Hermano, la gran apuesta del entretenimiento de Mediaset —grupo de comunicación propietario de Cuatro y Telecinco— de las últimas dos décadas. No duró mucho, ya que en marzo de 2011 fue relevado por Divinity, canal dedicado en exclusiva a ese mismo sector del entretenimiento. Ocho años después, la compañía de comunicación ha decidido prescindir de los informativos diarios en Cuatro —cuya base es la que trabajó en CNN +— para centrar la programación del canal en lo que considera puro divertimento.

Los números de audiencia no engañan y los informativos de Cuatro lo han sufrido. Las cifras indican que son los menos vistos de las cadenas generalistas con una media de 676.000 espectadores entre todas sus ediciones. Mediaset ha decidido suprimirlos de su programación, algo que hará efectivo a partir del próximo 15 de febrero, según fuentes internas del grupo de comunicación. El martes quedaba la duda de si los informativos del fin de semana, de mayor duración, más reposados y con un equipo diferente, aguantarían la tormenta, pero el miércoles la información que llegaba desde la redacción de Cuatro es que también serán suprimidos. En Mediaset no quieren ofrecer explicaciones “de momento”, apuntan.

Por primera vez en la historia de la televisión española una cadena generalista podría no tener espacio para la información —La 2 en sus inicios no lo tuvo y Telecinco no tardó en tenerlo—. Durante sus 13 años de existencia, desde el 7 de noviembre de 2005, Cuatro ha tenido informativos en su parrilla. Ahora, la segunda cadena de Mediaset los suprime para dejar más espacio al entretenimiento, nuevo envite del grupo liderado por Paolo Vasile. Los informativos de Telecinco, pese a ser la cadena líder en audiencia a lo largo del año, son los terceros más vistos detrás de los de Antena 3 (1.911.000 espectadores de media en los seis últimos meses) y La 1 (1.881.000).

El varapalo para los profesionales de Cuatro, que serán reubicados en otros espacios de Mediaset, según les ha comunicado la dirección, se repite. Cuatro fue fundada en 2005 por el grupo PRISA (editor de EL PAÍS) y Sogecable, y para sus informativos reestructuró los equipos que tenía en CNN +. Su apuesta fue grande, con Iñaki Gabilondo, que dejó la cadena SER, como cabeza visible. Y han pasado presentadores como Silvia Intxaurrondo, Marta Reyero, Marta Fernández, Mónica Sanz, Javier Ruiz, Hilario Pino, Roberto Arce, o Miguel Ángel Oliver, actual secretario de Estado de Comunicación. Gran parte de ese equipo sufrió la integración de la cadena con Mediaset a finales de 2009, la desaparición de CNN +  y muchos de los que quedan, ya veteranos, vuelven ahora a ver cómo se desmantela su trabajo.

El periodista José María Izquierdo, exdirector adjunto de EL PAÍS, fue el responsable del inicio de los informativos de Cuatro. Desde la distancia, recuerda aquellos inicios como difíciles: “Lo importante era abrirnos un hueco cuando todo el mundo lo tenía ya hecho”, señala. Lo hicieron con Iñaki Gabilondo. “Iñaki salía y levantaba la audiencia, de un 3% a un 8%, y a veces casi un 9%”, relata. “Todas las cadenas tenían personalidad, pero fuimos con un estilo distinto, con el editorial de Iñaki y luego las Martas (Reyero y Fernández). Para Izquierdo, la televisión generalista “es cosa del pasado” y no es necesario que todas las cadenas tengan que tener informativos. “Lo aberrante es que solo haya una cadena de 24 horas de información ahora. Fue peor el cierre de CNN+”, remata. Gabilondo opina parecido. El primer presentador de los informativos de Cuatro se queda con “una sensación de luto” y muestra su “solidaridad de periodista con los colegas” y espera que se cumpla la promesa de que no haya despidos. También dice entender que es una decisión en el marco “de unos cambios en el mundo entero”. Gabilondo cree que toda la televisión en abierto va a sufrir grandes transformaciones: “Todos los modelos van a pasar una crisis grande, como puede ocurrir con el periodismo escrito”.

Reunión con Vasile

Pese a la promesa de la empresa, los trabajadores de los informativos de Cuatro tuvieron dudas en un principio de que no vaya a haber despidos, y achacan parte de la baja audiencia a los continuos cambios de horario y duración: “Era difícil mantener una audiencia fiel así”, explican. Los trabajadores que ya vivieron el cierre de CNN + recuerdan que entonces les prometieron que no habría despidos y acabó habiéndolos. “Entendemos que es una decisión empresarial, y que no se puede hacer nada, pero es frustrante. Mediaset prefiere tener un canal de entretenimiento y punto, nada podemos hacer al respecto”, aseguran desde la redacción de la cadena.

El miércoles por la mañana tuvo lugar una reunión entre el comité de empresa y Paolo Vasile, consejero delegado de Mediaset, que ha calmado un poco un ambiente que desde dentro es descrito “como de funeral”. Según el comité, la empresa ha transmitido un “compromiso total de no despidos”. “No hay novedades en cuanto a lo que ya sabíamos, pero es palabra de Vasile”, continúa el comunicado. El texto se cierra así: “Eso sí, que todos tenemos que activarnos para afrontar los retos: ampliar nuestro espectro y, como mínimo, mantener la ocupación. Que en estos dos años próximos nos jugamos los próximos 30. Y que, como líderes, tenemos que cambiar para no morir”.

Los compañeros de profesión han mostrado su tristeza ante la noticia. En especial los que pasaron por la casa, como Marta Fernández, presentadora de los informativos en Cuatro y en Telecinco y de Las mañanas de Cuatro: “Siento una tristeza tremenda. Y estupor. No esperaba que ocurriera algo tan radical, me parece un error. El paradigma es que se haga un programa informativo para competir con La Sexta, es todo difuso. Mediaset perdió una gran oportunidad con Las mañanas de Cuatro, cuando no existía Al rojo vivo ni La Sexta. Cuatro tenía los mimbres, el armazón y el capital humano para hacerlo bien”, comenta la periodista. “En Cuatro no se sabe bien qué hay, aparte de First Dates”, remata.

Desconvocadas las huelgas del 10 y 13 de enero en Ryanair

Previous article

¿Y si ‘Fargo’ transcurriera en un pueblo de Zamora?

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *