Internacional/Mundo

Dos exalumnos provocan una matanza en un instituto de Brasil

0

Los autores del tiroteo se suicidaron después de matar a cinco estudiantes y dos directivos del centro y al propietario de un comercio cercano

Un joven de 25 años y un adolescente de 17, ambos exalumnos de la Escuela Estadual profesor Raul Brasil en Sao Paulo, irrumpieron este miércoles en el centro y mataron a tiros a cinco estudiantes de Secundaria y a dos directivos. Después de unos minutos de pánico en los que docentes y estudiantes gritaban y corrían en busca de refugio, los agresores se suicidaron. Según informó el secretario de Seguridad Pública de Sao Paulo, Joao Camilo Pires de Campos, los atacantes eran Guilherme Taucci Monteiro, de 17 años, y Luiz Henrique de Castro, de 25, ambos antiguos alumnos de la escuela situada a 50 kilómetros de la capital paulista. Hubo también 17 heridos, algunos de ellos graves.

Los atacantes robaron primero en un comercio cercano y dispararon contra el propietario, que murió en el hospital. Luego se apropiaron de un automóvil en el que llegaron al establecimiento, según registraron cámaras de seguridad que los grabaron cuando bajaban del vehículo y entraban a la escuela. El vídeo muestra también a los estudiantes corriendo para ponerse a salvo.

«Cuando percibí que eran tiros de verdad y oí a los profesores gritando, volví al baño para protegerme», contó María Paula Guimaraes, de 16 años, superviviente de la masacre. La joven salía del aseo cuando escuchó explosiones y creyó que era un juego de sus compañeros. Hasta que se dio cuenta de que eran disparos y notó el horror de docentes y estudiantes. La chica estuvo escondida unos 40 minutos junto a otras personas. «Nos quedamos rezando, pidiendo vivir», reveló.

Flechas y un arco medieval

Los atacantes actuaron encapuchados. Entraron a la escuela a las 9:30 hora local sin que nadie los detuviera y comenzaron el tiroteo en el patio. Luego se dirigieron al primer piso y una profesora, que estaba en clase con los alumnos, trabó la puerta para impedirles el paso. «Era hora del descanso pero estábamos en el aula. Pensé que eran bombas. Cuando percibí que eran tiros me quedé ahí. Sólo salí cuando la policía llegó, 20 minutos después», relató la docente Sandra Pérez.

Los estudiantes huyeron horrorizados de la escuela, algunos debieron saltar muros para salir. «La tía murió», exclamaban entre ellos, aludiendo a una de las directivas fallecida. Tras evacuar la escuela, un escuadrón especializado revisó las instalaciones en busca de eventuales explosivos que no fueron hallados. Los agresores tenían un revólver calibre 38, flechas y un arco de tipo medieval y cócteles molotov.

El gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, acudió a la escuela atacada y se declaró consternado. «Estoy muy impactado por lo que vi, una escena muy triste», manifestó. Diversos ministros del Gobierno de Jair Bolsonaro expresaron también su pesar y solidaridad con las familias afectadas. Seis horas después del ataque, la secretaria de Comunicación Social de Presidencia trasladó en una nota el «profundo pesar» por lo que consideró una «gran tragedia». Poco después, mediante un tuit, Bolsonaro expresó sus «condolencias» a las familias y dijo que el ataque fue «una monstruosidad y una cobardía».

Nueva condena benévola para el exjefe de campaña de Trump

Previous article

El Parlamento británico rechaza el ‘brexit’ sin acuerdo

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *